Aversión global al riesgo: Wall Street rompe récords y caen fuerte los emergentes

Tras el triunfo de Donald Trump el índice Dow Jones se acercó a los 19.000 puntos por primera vez en su historia, pero en los mercados de México, Brasil y Argentina se profundizaron las bajas. El Merval se hundió 4,7%.
 
 
Aún con mucha incertidumbre los inversores comienzan a hacer sus apuestas sobre la economía de los EEUU con el cambio de gobierno a partir de 2017 y cómo afectará el nuevo escenario en el resto del mundo.
 
 
En principio las acciones en los EEUU volvieron a subir este jueves por tercera jornada consecutiva y el índice Dow Jones se aproximó a los 19.000 puntos por primera vez en su historia. La llegada de Trump a la Casa Blanca, con políticas para sostener el crecimiento y el empleo norteamericano, pero con una economía más cerrada al exterior, potenció el precio de los títulos ligados a compañías del sector real y bancario.
 
 
El índice Dow Jones de Industriales avanzó 1,1%, hasta los 18.808 puntos; y el S&P 500 ganó 0,2 por ciento.
 
 
De los treinta títulos incluidos en el Dow Jones,  las alzas estaban lideradas por la farmacéutica Pfizer (+4,3%), seguida del grupo bancario JP Morgan Chase (+4,7%) y de General Electric (+3,1%).
 
 
Por oposición, las acciones del tecnológico Nasdaq siguieron castigadas, ante la posibilidad de este nuevo paradigma. El descenso de 0,9% del Nasdaq estaba ligado a la fuerte caída de títulos de los gigantes "tech": Facebook, Amazon, Netflix y Alphabet, la matriz de Google. Amazon, por ejemplo, resignaba 4% y Alphabet, la segunda firma de EEUU por capitalización bursátil detrás de Apple, cedía un 3 por ciento.
 
 
En esa sintonía, los mercados europeos, respaldados por sus economías desarrolladas, mostraron bajas que equilibraron las subas del miércoles, Londres cedió 1,2%; París, 0,3%, y Fráncfort, 0,2 por ciento. Madrid registró el peor resultado con una pérdida de 1,6%, y Milán ganó un marginal 0,03 por ciento.
 
 
Pero en el caso de los países emergentes se percibió claramente el deterioro de las cotizaciones de sus compañías, ante un futuro próximo que podría mostrar a las naciones centrales más cerradas y reacias a los productos del exterior.
 
 
Este jueves resaltó la tendencia devaluatoria de las divisas de México y Brasil y, en menor medida, del peso argentino. La bolsa de México cedió 4%, mientras que el peso mexicano acumuló una caída de 12% en dos jornadas. El real brasileño cerró con su mayor baja en ocho años contra el dólar por la fuerte ola de aversión al riesgo. El índice Bovespa de la Bolsa de San Pablo perdió 3,3 por ciento.
 
 
"Claramente estamos yendo hacia un nuevo steady state mundial, pero nadie sabe cuál es. Llevará meses saber hacia dónde ira Trump", apuntó Germán Fermo, Head de Estrategia de Argenfunds y director de la Maestría en Finanzas de la Universidad Di Tella.
 
 
El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires cayó 4,7%, a 16.230 puntos. Todas las líderes mostraron números rojos, a excepción de Tenaris, que subió 3,8% y acumuló una ganancia de 10% en dos ruedas. La siderúrgica del grupo Techint es líder mundial en producción de tubos sin costura para la industria petrolera y concentra parte de su producción en los EEUU. En tanto, la acción de Petrobras Brasil se hundió 9%, golpeada doblemente por la devaluación del real y la caída del mercado paulista.
 
 
Un dato que no pasó desapercibido fue el fuerte monto operado en acciones en la Bolsa porteña, de 1.030 millones de pesos, prácticamente el doble que el promedio diario del año. Un volumen alto suele dar consistencia a la tendencia, sea alcista o bajista, como en este caso.
 
 
Otro signo concreto de la aversión al riesgo pasó por la renta fija: la caída de 2,8% en el bono Bonar 2046 (AA46) en dólares, título emblema del blanqueo fiscal, cuya tasa de retorno saltó a 7,5% anual. Esta debilidad se reflejaba en el riesgo país argentino, que subió 27 unidades hasta los 465 puntos básicos.
 
 
"En el caso de los bonos en dólares se están viendo condicionados por la escalada de la tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU a 10 años, que ya se ubica en los 2,1% anual, y quebró un nivel psicológico que preocupa a los inversores, especialmente a aquellos con apuestas en los títulos más largos", explicó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.
 
 

Una tasa más alta en la deuda de EEUU atrae dólares a ese mercado, mientras que desactiva la demanda de títulos de países emergentes, considerados más riesgosos aunque su retorno sea superior. Ello explica que los bonos soberanos en en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) hayan promediado una pérdida de 1,6%, que amplía la baja de 0,7% del miércoles. 

 

Fuente: Infobae

El Mundo
19:01 10/11/2016
Agregar un clasificado
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
¿ESTÁS DE ACUERDO CON LA CONSTRUCCIÓN DE LA REPRESA GARABÍ-PANAMBÍ?
Si
31.7%
No
58%