Hannah, la nena que vivió con dos corazones

Tiene un defecto congénito desde los ochos meses por el cual le implantaron un segundo órgano sin retirarle el suyo por una cardiomiopatía. Una operación de riesgo que se hizo para salvar su vida. Ahora, a los 16 años, su caso conmocionó a los médicos británicos.


La historia de Hannah Clark es digna de una película de Hollywood. La joven británica de 16 años recibió un trasplante heterotópico hace más de tres años y medio que le permitió vivir con dos corazones.

 

Por una audacia cardíaca, los médicos del Hospital Great Ormond Street (Reino Unido) decidieron operar a la chica que desde los ocho meses de vida padece un defecto congénito de su corazón.

 

La niña había sufrido una grave miocardiopatía en 1994, un problema en las contracciones del corazón. Al no tener fuerza suficiente, el músculo es incapaz de bombear sangre y el corazón 'se ahoga'. Ante esta situación, los cirujanos decidieron someterla a un trasplante de corazón sin retirarle su propio órgano. Diez años después, retiraron el músculo donado tras comprobar que el suyo se había recuperado. Más de tres años y medio después, Hannah es una adolescente normal y corriente.

 

Los médicos del hospital ratificaron por estos días su exitoso tratamiento con declaraciones en las páginas de la revista “The Lancet” donde confirman que la menor sigue bien tiempo después de haberle retirado el órgano trasplantado, su segundo corazón durante una década.

 

"Gracias a la operación ahora tengo una vida normal, como el resto de mis amigos", dijo la ahora adolescente a los medios. En dicho evento estuvo acompañada de sus cirujanos y cardiólogos, encabezados por el prestigioso Magdi Yacoub, un pionero de los trasplantes de corazón.

 

La patología sufrida por la chica se da en un porcentaje que oscila entre 1,2 y 1,4 niños por cada 100.000 nacidos y es especialmente frecuente durante el primer año de vida. En muchos de los casos se termina recurriendo a un trasplante cardiaco para solventar el problema. Hannah fue intensamente medicada pero su estado empeoraba y a los dos años decidieron hacerle el trasplante. Le pusieron el corazón de un donante de cinco meses, en paralelo con el suyo. Así, con dos corazones, la pequeña seguía viviendo a la espera de que su órgano se recuperara con los años.

 

Hace más de 3 años y medio decidieron retirale el órgano trasplantado y hoy, los médicos afirman que la niña disfruta de la vida como cualquier adolescente. Un caso que da esperanzas en el mundo científico. Una audacia de los médicos que le salvaron la vida a Hannah y le brindaron una enorme felicidad a toda su familia.

(26 Noticias)

El Mundo
11:09 14/07/2009
Agregar un clasificado
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
¿ESTÁS DE ACUERDO CON LA CONSTRUCCIÓN DE LA REPRESA GARABÍ-PANAMBÍ?
Si
31.7%
No
58%