Precandidatos opositores hicieron promesas para el sector industrial y criticaron al Gobierno

Los radicales Ernesto Sánz y Julio Cobos cuestionaron el manejo de la inflación y la política energética. Como Massa, Macri llamó a derogar la Ley de Abastecimiento y defendió la gestión de Galuccio en YFP.
 
 
La Convención Anual de la Unión Industrial Argentina que se realiza en un hotel de Pilar es desde ayer imán del debate político-económico, que en esta ocasión suma el condimento de estar a las puertas del año electoral. Por esa razón, el atril de oradores ha servido no sólo a dirigentes del mundo industrial y empresario, sino que también convocó a políticos y se erigió como una plataforma para que los candidatos a llegar a la Casa Rosada hablen de sus planes de gobierno.
 
 
Ayer fue el turno del jefe del Frente Renovador, Sergio Massa; hoy de los radicales Ernesto Sanz y Julio Cobos, y también del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.
 
 
Como lo hiciera ayer el ex intendente de Tigre, Macri prometió hoy que de llegar al Sillón de Rivadavia derogará la reforma la Ley de Abastecimiento, a la que calificó como un "mamarracho absoluto", así como la reforma sancionada sobre el Código Procesal Penal -"tiene que surgir de un gran debate, sin ir contra la opinión general"-.
 
 
En su discurso, el líder del PRO recordó una frase de Juan Domingo Perón. "Según el general Perón, la estrella polar de un país debe ser la productividad. Y creo que en ese camino, el sindicalista peronista cree en la necesidad de crear trabajo". Además, elogió al sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo, al que calificó de "personaje muy divertido".
 
 
Macri resaltó que el rol del Estado "es cuidar a los más vulnerables, es estar cerca de la gente que necesita". "El Estado puede orientar en algo que haya consenso. Tenemos que ir hacia una Argentina donde haya consensos. Creo que, en esa línea, lo que hemos hecho en la Ciudad de Buenos Aires podemos replicarlo en el país, para desarrollarnos de manera colectiva", indicó.
 
 
En cuanto a algunas medidas económicas que tomaría en una eventual gestión como Presidente, enumeró: "Potenciar las economías regionales, recuperar rápidamente la infraestructura y lograr el desarrollo energético".
 
 
También dijo que "tratar de utilizar el tipo de cambio para contener la inflación es destruir la industria. El Gobierno debe administrar bien los recursos fiscales y lograr estabilidad macroeconómica para tener un tipo de cambio razonable, de equilibrio, que no nos afecte el desarrollo interno".
 
 
Pero no fueron todas críticas para la Casa Rosada. El mandatario porteño destacó la gestión de Miguel Galuccio como CEO de YPF. "Es una rara avis, es un hombre que tiene una idea hacia dónde ir. Es un elemento valioso de este Gobierno. Es la antítesis del modelo improvisado de Aerolíneas Argentinas, por ejemplo. Y vamos a evaluar si debe continuar" en caso de que el PRO acceda a la Casa Rosada en 2015.
 
 
Evitó, asimismo, descartar por entero la política de subsidios: "Sería un error terminar con ellos. Cada persona que lo tenga y lo necesite, lo va a seguir teniendo. Pero el subsidio no debe ser algo permanente, porque eso destruye la autoestima de la gente".
 
 
Más duro con el Gobierno fue el senador Sanz. En su exposición, cargó contra el ministro Axel Kicillof, quien había hablado en el mismo estrado horas antes. "No voy a hablar de economía porque la Argentina no se explica desde lo económico, si alguien piensa que la Argentina se puede explicar desde la economía, que lo contrate quien hace rato dedicó una hora para explicar cómo la realidad no es la realidad, sino que es lo que se quiere decir de la realidad", planteó.
 
 
"Por más que se hable de una hora y media, no se explica por qué el Estado fracasa en las funciones básicas que tiene cumplir", lanzó. "La Argentina se explica desde la política, el problema de la Argentina no es un problema de modelo económico. Si uno se queda aferrado a la cuestión de los modelos económicos puede incluso hasta comprarse esta falsa discusión entre los versus: Estado versus mercado", evaluó.
 
 
El titular de la UCR consideró que el problema de la Argentina es de "liderazgo político" y reclamó "asumir que no es cualquier liderazgo político el que tiene que orientar y marcar el rumbo" sino "uno orientador, con coraje que sea capaz de romper los versus y de generar consenso". Entonces resaltó el potencial de su espacio de cara a las elecciones presidenciales de 2015 porque, destacó, "tiene detrás a los dos bloques más importantes en el Congreso que tiene hoy la Argentina".
 
 
"Pueden revisar después de esta jornada cuántos de los que aquí se sientan pueden poner en la mesa eso para formar un gobierno y un acuerdo político. Pero además tenemos gobernadores, el año que viene nosotros vamos a competir en más de 15 provincias argentinas y en muchas de ellas con posibilidades de quedarnos con los gobiernos provinciales", agregó.
 
 
Antes, su correligionario mendocino Julio Cobos también arremetió contra la gestión económica, sobre todo por la suba sostenida de precios. "El mayor ajuste que tenemos es la inflación", sentenció el ex Vicepresidente.
 
 
"La economía se ha estancado, se ha generado inflación, falta de empleo, hay caída del sector industrial, y mucho tiene que ver el tema energético, es la punta del ovillo del tema que estamos transitando", evaluó.
 
 
Cobos propuso retornar al modelo económico que se fijó entre "2004" y "2007" porque resaltó que se basó en el "sentido común" para garantizar el funcionamiento de una economía con "superávit fiscal, reservas del Banco Central y un único tipo de cambio con un dólar competitivo".
 

"Hoy esas cosas son las que tenemos que recuperar, después veamos cómo redistribuimos la riqueza", planteó. 

 

Fuente: Infobae

Política
16:00 03/12/2014
Agregar un clasificado
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
¿ESTÁS DE ACUERDO CON LA CONSTRUCCIÓN DE LA REPRESA GARABÍ-PANAMBÍ?
Si
31.7%
No
58%