Lunes 16 de Mayo de 2022
Posadas
El Tiempo Posadas Aero.
Iguazú
El Tiempo Iguazu Aerodrome
Alberto Fernández retoma la agenda local agobiado por la inflación y la presión del kirchnerismo para que desplace a Martín Guzmán  |  Golpe al Narcotráfico: Gendarmería incautó más de 10 toneladas de marihuana en tres operativos en Misiones  |  Gendarmería secuestró más de 35 kilos de marihuana y 1 kilo de cocaína en tres procedimientos en Misiones  |  Un hombre amenazó con un machete a su ex pareja y fue detenido  |  En Oberá despistó de un camión que transportaba vinos y dejó daños materiales  |  La Cámara de Representantes creó el plan de Salud Integral Misiones  |  Tras robo en dos departamentos del barrio Yerbal Viejo de Oberá recuperaron elementos  |  Detuvieron a un joven en Oberá por amenazar a su madre  |  La policía detuvo in fraganti a un joven cuando robaba un medidor de agua en el Barrio Caballeriza  |  La CELO y Marandú Comunicaciones siguen aliados para mejorar la interconexión al servicio de Internet  |  Vecinos se reunieron con la policía y otras entidades para conformar un Foro de Seguridad en Oberá  |  Los problemas que afronta el sector tabacalero marcaron la agenda en el Congreso nacional  |  Bomberos sofocaron dos incendios en Oberá  |  Entregaron insumos para la Escuela de Robótica de Los Helechos  |  Por primera vez con público luego de pandemia, el gobernador inauguró, en la Legislatura, el período de sesiones ordinarias  |  Encontraron muerto a un hombre dentro de un pozo de agua en el Barrio San Miguel de Oberá  | 

Los riesgos de la ambición política

Las figuras políticas envejecen prematuramente, se enferman y se deprimen durante sus mandatos. Cuatro presidentes argentinos murieron en el cargo y otros seis sufrieron graves dolencias.

 


Ejercer cualquier tipo de poder envejece en forma prematura y puede llegar a enfermar. O, por lo menos, deja a los hombres con el pelo blanco, a las mujeres con enormes bolsas bajo los ojos, fatigados, deprimidos y en casos extremos -aunque muy extendidos en América Latina en los últimos años- puede causar un cáncer o acarrear desórdenes psicológicos. En Argentina hubo muertes traumáticas como la de Juan Perón en 1974 y se mantuvo al país “en vilo” por afecciones cardíacas de casi todos los últimos presidentes.

 

De acuerdo a 20 años de experiencia clínica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y la Universidad de Maryland “el estrés que sufre la mayoría de las personas que ejercen alguna función pública podría producir un envejecimiento celular (estrés oxidativo) con rangos de 9 a 15 años por encima del estandar”. Y otro estudio del doctor Michael Rizen del Instituto de Buena Salud de la Clínica Cleveland dice que las personas que ejercen cargos de gran responsabilidad pueden llegar a envejecer dos veces más rápido que el promedio en los momentos de mayor crisis.

 

Otro trabajo del doctor Jay Olshansky, de la Universidad de Illinois, publicado en el “Journal of the American Medical Association” en diciembre de 2011 revela que de los 34 presidentes estadounidenses que murieron de causas naturales, 23 lo hicieron superando la expectativa de vida promedio.

 

Uno de los signos más significativos del stress del poder es que los hombres vayan encaneciendo mientras están en el poder. Uno de los últimos casos relevantes es el de Barack Obama. “Mi abuelo estaba totalmente canoso a los 29 años”, explicó Obama. “Ya sabía que me iba a pasar a mí. Y me sucedió mientras estaba en la Casa Blanca”. Todos los expertos consultados sobre este caso coinciden en que el factor preponderante en el encanecimiento del cabello o la calvicie son los genes. Se trata de una característica que heredamos. Sin embargo, el dermapatologista de la Universidad de Tennessee, Andrezj Slominski, dice que en el caso de los hombres que llegan a un alto cargo político, así como otras personas que sufren graves situaciones de crisis, “hay firmes evidencias que está conectado el stress y las canas ”. El ejemplo más claro es el de los soldados que regresaban de la Segunda Guerra Mundial y veían que sus cabellos se ponían blancos en unos pocos días.

 

Y no son sólo canas. La Fundación Española del Corazón advirtió que “ los políticos tienen más probabilidades de sufrir una cardiopatía que el resto de la población”. Y agrega que “el stress psicológico provocado por una campaña electoral aumenta considerablemente el riesgo de padecer enfermedad coronaria, isquemia cardíaca o accidente cerebrovascular”.

 

En América latina, con sus sistemas presidencialistas que concentran demasiado poder en una sola persona, en los últimos dos años se registraron graves enfermedades entre los presidentes.

 

Fernando Lugo de Paraguay, Hugo Chávez de Venezuela y Dilma Rousseff de Brasil (cuando era ministro, antes de asumir) sufrieron de cáncer.

 

El nicaragüense Daniel Ortega y el haitiano Michel Martelly estuvieron también en tratamiento por enfermedades graves pero no especificadas. Evo Morales de Bolivia y Rafael Correa fueron operados de sus rodillas.

 

Cristina Kirchner fue diagnosticada con un “ carcinoma papilar en lóbulo derecho de tiroides”. Y resultó que fue extirpado sin necesidad. Desde entonces, viene sufriendo descompensaciones frecuentes.

 

Néstor Kirchner murió por una falla cardiovascular muy poco después de dejar el poder.

 

David Owen, médico neurólogo, parlamentario durante 26 años y dos veces ministro de Gran Bretaña, escribió un famoso ensayo, “En el poder y en la enfermedad”, donde denomina como “hybris” la “enfermedad del poder”.

 

La palabra de origen griego fue mencionada por Esquilo quien decía que los dioses envidiaban el éxito de los humanos y mandaban la maldición de la hybris a quien estaba en la cumbre, volviéndolo loco. Describía a la hybris como “la desmesura, soberbia absoluta, pérdida del sentido de la realidad”. Owen dice que esto está conectado con el fenómeno del “pensamiento de grupo” por el que una persona en el poder se rodea de un pequeño círculo de acólitos que celebra en forma desmesurada las opiniones propias al tiempo que rechaza cualquier argumento y demoniza las opiniones ajenas. Owen asegura que esto crea patologías físicas y síquicas.

 

Pone como ejemplo a George Bush y Tony Blair quienes se envolvieron en sus propios argumentos y empujaron al mundo a la guerra de Irak en base a mentiras. Inmediatamente después de que tomaran esa decisión, ambos comenzaron a tener un envejecimiento prematuro.

 

El primer ministro noruego Kjell Magne Bondevik fue el único alto funcionario que aceptó que estaba afectado por una enfermedad mental mientras ocupaba su cargo. Asumió en octubre de 1997 y diez meses más tarde anunció que padecía un episodio depresivo y se tomó una licencia de un mes para recuperarse. Regresó y hasta fue reelecto. El doctor Ashley Weinberg de la universidad británica de Salford hizo un seguimiento durante 15 años de la salud de centenares de miembros del parlamento. Resultó que la gran mayoría sufren de un fuerte estrés y elevados niveles de tensión psicológica que les causan fatiga extrema y dificultades en el sueño. “Esto provoca ansiedad, depresión y, por cierto, lleva a tomar decisiones erróneas. Algunos no se encontraban capacitados para tomar decisión alguna”, explicó Weinberg al diario The Guardian.

 

Según informes médicos desclasificados en Estados Unidos el 29% de todos los presidentes sufrieron trastornos psicológicos estando en el cargo y el 49% presentó “rasgos indicativos de trastorno mental” durante algún momento de sus vidas. Este es un porcentaje alto si se lo compara con el promedio de la población mundial que la OMS coloca en el 22% e indicaría que entre las personas que están en el poder hay una mayor tendencia al desequilibrio psicológico.

 

Los documentos muestran que Lincoln y De Gaulle sufrieron depresiones profundas; Theodore Roosevelt, Lyndon Johnson y Churchill tuvieron trastorno bipolar; Khrushchev, hipomanía; Nixon y Yeltsin, depresiones, euforia y delirio por su alcoholismo.

 

Todos ellos y muchos más intentaron ocultar de cualquier manera sus dolencias. Una prerrogativa que se va perdiendo gracias al avance de las comunicaciones pero que todavía funciona, por ejemplo, en Cuba donde poco y nada se sabe de la salud de Fidel Castro o del presidente venezolano Hugo Chávez que se atendió allí de su cáncer. Tal vez, el caso más significativo en el último siglo fue el de Franklin Delano Roosevelt, que contrajo poliomielitis a los 39 años y quedó paralítico. A pesar de eso fue elegido presidente tres veces sin que la enorme mayoría de sus votantes jamás supiera que se trataba de una persona minusválida. De las 35.000 fotos que se conservan en los archivos de sus 12 años en el poder apenas dos lo muestran en una silla de ruedas.

 

Y el otro caso extraordinario es el de John F. Kennedy, que tenía un aspecto juvenil y muy saludable pero que padecía de una insuficiencia crónica de sus hormonas denominada enfermedad de Addison, que le provocaba enormes dolores. Para soportar los dolores de espalda le inyectaban procaína hasta tres veces al día.

 

Pero al mismo tiempo, la vida de JFK muestra también que se puede gobernar exitosamente a pesar de las enfermedades. A Kennedy prácticamente le habían dado la extremaunción en 1947 y tuvo que aparecer un asesino en 1963 para terminar con su vida.

 

Francois Mitterrand asumió en Francia con un cáncer de próstata y le daban tres años de vida. Terminó ejerciendo el poder plenamente durante 15 años.

 

Todo esto es posible por las características psicológicas de los políticos. “No todo el mundo tiene condiciones personales o el interés de actuar para ganar y ejercer el poder. Esta receta combina una buena dosis de narcisismo, vale decir, amarse a uno mismo y sentirse el centro de la creación, cantidad necesaria de psicopatía, lo que implica la capacidad de utilizar a otros en beneficio propio y carecer de culpa por la implementación, abusiva o no del otro”, explica el doctor Harry Campos Cervera, de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA). Estas características pueden ser fuente de trastornos psicosomáticos que entran dentro de la descripción de la personalidad típica de un político. Para la doctora Lía Ricón, directora de la carrera de Psiquiatría de la Universidad de Buenos Aires, “en general los políticos llamados carismáticos que seducen multitudes tienen rasgos por una parte histriónicos y por otra, narcisistas. Necesitan sentirse muy importantes y como dicen habitualmente estas personalidades “especiales”, “únicos”, “salvadores” de la humanidad. Hablan con gestos exagerados con los que impresionan a muchos. Necesitan mantener un perfil alto y muy frecuentemente se deprimen cuando salen de la escena política”.

 

Sin embargo, no se requiere ningún tipo de certificado médico para ejercer la presidencia o cualquier otro puesto de poder en ningún lugar del mundo. Algo que lleva al doctor Campos Cervera a hacerse una pregunta muy básica: “para manejar un auto, una moto, un avión, un arma o hasta cargar bolsas en un supermercado, se solicita al postulante un test de actitud psicofísica ¿por qué no pasa lo mismo con los que pretenden conducir una Nación?”. (Clarín)

Política
19:54 24/02/2013
Es el primer censo bimodal: digital y presencial

El miércoles 18 de mayo a las 8 de la mañana comenzará formalmente el relevamiento presencial. Hasta ese momento se puede responder de forma online. Se prevé que la jornada se extienda hasta las 6 de la tarde. 22 respuestas a preguntas básicas del undécimo Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas. El miércoles 27 de octubre de 2010 a las 9:15 de la mañana murió en su casa de El Calafate Néstor Kirchner. Una hora antes ya había comenzado en todo el país el décimo Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas en la historia argentina. Ya pasaron más de 4.200 días y una pandemia para que este miércoles 18 de mayo de 2022 se realice un nuevo relevamiento de población. “Se podrá saber cuántos somos, cómo somos y cómo vivimos”, define el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), responsable de coordinar el programa.

Nacionales
Agregar un clasificado
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
¿Qué lugar de Misiones elegís para pasear?
Las Cataratas del Iguazú
0%
Los Saltos del Moconá
33.3%
La Reserva de Biósfera Yaboty
66.7%
Salto Encantado
0%