Kirchner quiso sumarse al acto de la CGT, pero le pidieron que no fuera

El titular del PJ recibió la negativa de Hugo Moyano en la marcha del Día del Trabajador. Además, intenta sumar a su lista a los intendentes de La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca que no quieren ser parte de las testimoniales.


Néstor Kirchner quiso sumarse al acto de la CGT, pero le pidieron que no fuera para no "mezclar los tantos".

Fueron los intentos del ex presidente a último momento, que recibieron la negativa de los líderes gremiales. En el acto del jueves, representantes de la Secretaría de Inteligencia se habían acercado al palco montado para consultar el lugar por donde podía transitar el vehículo que llevaría a Kirchner hasta el lugar. Sin embargo, la mano derecha de Hugo Moyano, Jorge Omar Viviani (peones de taxis), fue el encargado de bajar el pulgar al presidente del PJ.

Moyano había llamado a Kirchner para expresarle su desacuerdo. “Una cosa es que organicemos un acto donde se mencionen las conquistas obtenidas por los gobiernos de Néstor y de Cristina Kirchner, y otra es que Néstor se quiera apoderar del acto. No hay que mezclar los tantos. Esta era una movilización sindical por el Día del Trabajo”, aseguró un dirigente a un matutino.

Los organizadores del acto quisieron cuidar las formas y decidieron que no podía subir al palco ningún dirigente del oficialismo, sólo el consejo directivo de la CGT. Ante esa decisión, el ultrakirchnerista, Carlos Kunkel miró el acto desde abajo. "Vengo aquí para expresar mi solidaridad y reconocimiento con la CGT debido a su coherencia, firmeza, pero también prudencia frente a los reclamos de la sociedad argentina", dijo.

En dicha marcha, los sindicalistas destacaron su poder. Desde Belgrano hasta Independencia solo se veían banderas verdes y pancartas con el rostro de Moyano.

DESAFIO: INSUBORDINACIÓN

Pese a las presiones, tres intendentes principales del interior bonaerense se niegan a ser candidatos del PJ.

Se trata de Pablo Bruera (La Plata), Gustavo Pulti (Mar del Plata) y Cristian Breitenstein (Bahía Blanca), quienes volvieron a rechazar esta semana una muy fuerte presión de las más altas figuras del oficialismo para que encabecen las listas de legisladores provinciales de sus respectivas secciones electorales.

En Olivos y La Plata pretenden que este trío compense, con su destacada popularidad, las dificultades que presenta la figura de Kirchner en las localidades donde se concentra el electorado de clase media urbana.

No es la primera vez, que los tres hombres esquivan al kirchnerismo. Ya lo habían hecho con Cristina Kirchner en 2007, donde perdió en las tres ciudades frente a Elisa Carrió. Sin embargo, Daniel Scioli, había ganado.

Ahora, los datos aseguran que Néstor sólo tiene una aceptación del 15% y quiere levantar cabeza con estos tres intendentes que tienen un prestigio del 60%. Quiere convertirlos en candidatos seccionales y asegurarse no sólo el área urbana, sino también la zona de influencia rural de Mar del Plata y Bahía Blanca.

Fue una estrategia ideada por Sergio Massa, el primero en recibir la negativa de los tres hombres.

Luego intentó lo mismo Daniel Scioli. Tampoco logró nada y el rechazo de Bruera, Pulti y Breitenstein se conoció enseguida en Olivos.

El secretario de Obras Públicas, José López comenzó a llamarlos para comunicarles que los actos públicos para anunciar nuevas inauguraciones quedarían suspendidos hasta que ellos comunicaran que integrarían las listas.

En Mar del Plata, Bahía y La Plata, vive más de un millón de electores. Si se agregan las secciones electorales en las que esas ciudades están inscriptas (la 5», la 6» y la 8»), ese caudal llega a casi 2 millones de votantes. Entre esa gente, las listas testimoniales recogen un rechazo de más del 80%.

Pulti llegó al gobierno de Mar del Plata como candidato de su propia unión vecinal, Acción Marplatense. No es peronista, pero tiene una relación amistosa con Scioli. Bruera, peronista, arribó a la intendencia de la capital bonaerense al frente de un partido local, Progreso Social. Y Breitenstein es peronista, pero las presiones no parecer cambiar su buena imagen en Bahía Blanca. Los tres intendentes aseguran que su éxito se debe a “no prestarse a ningún tipo de juegos”. Hay que ver cuál es la próxima estrategia del titular del PJ para hacerlos cambiar de opinión. (26 Noticias)

 

Nacionales
11:54 02/05/2009
Agregar un clasificado
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
¿ESTÁS DE ACUERDO CON LA CONSTRUCCIÓN DE LA REPRESA GARABÍ-PANAMBÍ?
Si
31.7%
No
58%