Las claves para evitar los excesos en la mesa navideña

Incluir en el menú de Navidad y Año Nuevo carnes magras, vegetales y frutas frescas, tomar poco alcohol y moderarse al servir las porciones es la clave para evitar trastornos digestivos, dolor de cabeza y la suba de la presión arterial en las fiestas, recomendaron fuentes médicas.

 

 


Los nutricionistas señalan que los platos navideños y de Año Nuevo siguen, en muchos casos, la tradición europea, donde en esta época del año predominan las temperaturas bajo cero y se emplean en las comidas frutas secas y carnes con alto contenido graso, que son inapropiadas consumirlas cuando hace calor.

 

Graciela Fuente, jefa de la Unidad de Nutrición del Hospital Durand, dijo a Télam que "sin niguna duda a los argentinos nos falta incorporar la palabra moderación y selección a la hora de comer en las fiestas, porque el menú es amplio y con alto valor calórico".

 

"Es insalubre con térmicas que superan los 30 grados comer alimentos grasos, frutas secas, postres en cantidad y tomar alcohol en forma excesiva", alertó Fuente.

 

La nutricionista opinó que "hay que cambiar la cultura y servir en las fiestas comidas frescas ricas en vegetales y frutas de estación que aportan líquidos y fibras al organismo, carnes magras y evitar alimentos con grasas saturadas como mateca y mayonesa".

 

Un menú apropiado para las fiestas "sería una entrada con vegetales crudos y después una porción de carne o pollo con distintos tipos de elaboración fríos o a la parrilla, acompañado con variedades de ensaladas donde no predomine la mayonesa o la crema, sino por ejemplo la manzana, el apio y el tomate".

 

Fuente recomendó como postre "una ensalada de frutas y a la hora del brindis si no hay una contraindicación médica, no está mal hacerlo con una copa de sidra o champagne con una porción moderada de pan dulce y dos almendras y dos nueces como máximo".

 

"Otra cosa importante es mantener la higiene de los alimentos y cuidar la cadena de frío, es decir sacarlos 15 o 20 minutos antes de servirlos de la heladera para evitar trastornos digestivos e intoxicaciones".

 

En igual sentido, Mónica Katz, nutricionista de la Universidad de la Fundación Favaloro, coincidió en que en las fiestas "los argentinos comemos de más, como si fuera pleno invierno respecto a las calorías y eso trae problemas digestivos y dolor de cabeza".

 

Katz sostuvo que "sería conveniente incluir en las fiestas alguna carne magra: pescado, pavita, carré de cerdo, lomo o pollo, acompañado de guarniciones que incluyeran algo denso en calorías, pero siempre acompañado de vegetales".

 

"De esta forma siempre balanceamos la densidad calórica del menú y lo mejor es, sin duda, servir un plato a cada comensal y, si se desea, incluir una entrada y un plato principal", puntualizó.

 

Katz destacó que "en general hay problemas digestivos y atracones en las fiestas y sucede porque mucha gente come como si fuera la última cena con altos contenidos de sal que afecta sobre todo a los hipertensos".

 

"Ni hablar de los dietantes crónicos que viven eternamente a 1.000 calorías por día y, al enfrentarse a la comida libremente, no son capaces de manejar la alimentación y comen hasta 3000 calorías en una noche", alertó.

 

Según la nutricionista, "en general lo mejor es optar por un plan alimentario simplemente saludable" y criticó las dietas extremas después de las fiestas, "porque si intento así reparar los errores, voy a preparar tal vez un descontrol o un atracón futuro".

 

En cuanto al consumo de alcohol, señaló que lo ideal es manejarlo con el objeto de brindar y desde un lugar de placer.

 

Además es fundamental recordar la regla básica: en la mujer una copa de alcohol lleva dos horas para ser metabolizado y en el hombre una hora, "y eso hay que tenerlo en cuenta para disfrutar sin accidentes. (Telam)

Nacionales
16:21 24/12/2010
Agregar un clasificado
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
¿ESTÁS DE ACUERDO CON LA CONSTRUCCIÓN DE LA REPRESA GARABÍ-PANAMBÍ?
Si
31.7%
No
58%